Quisiera expresar mi más sincero AGRADECIMIENTO por esta tecnología de purificación del aire a base de Hidroxilos.

Este es un testimonio largo por lo que os pido paciencia ya que vale la pena leerla.

Sufro de asma desde hace mucho tiempo (desde los 2 años de edad, actualmente tengo 44) y he pasado toda mi vida tomando medidas de prevención y sometiéndome a terapias médicas fuertes. Cuando tenía alrededor de 30 años, me diagnosticaron EPOC (significa que mis vías aéreas no se relajan completamente), y después, hacia los 40 años, me diagnosticaron Aspergilosis de los pulmones y de los senos (moho en los pulmones y en los senos). En aquel momento, tomaba altísimas dosis de esteroides como terapia preventiva (generalmente cada 6-8 semanas) y recurría con frecuencia a antibióticos para tratar los repetidos ataques de neumonía.

¡Y en ese entonces llega Tony Oliveri, un ángel que me envió Dios! Me prestó el purificador después de haberme preguntado “¿todavía estás enferma?”. En realidad, esta pregunta me avergonzó. Salta a la vista que soy una profesional de la salud y una autoproclamada fanática de la salud y el fitness. Me sentí un fraude. Una estafadora. Sí, TODAVÍA estoy enferma.

Después de 3 días de funcionamiento continuo noche-día del purificador, comencé a respirar más fácilmente. Fue la primera vez EN MI VIDA que mis senos se liberaron sin antibióticos. Para hacerla corta, desde que comencé a usar el purificador ya no tomo más antibióticos ni prednisolona, y, a decir verdad, ni siquiera sé donde terminó mi ventolin porque no lo uso desde hace meses.

Ahora bien, para demostrar que no se trata de un efecto placebo, estuve fuera de casa durante una semana y visité a mi familia sin mi purificador. Cuando regresé no me percaté de que el dispositivo había formado un globo y no estaba funcionando. Mi respiración empeoró nuevamente. Volví a sentir dolores en el pecho. Y luego saltó. La máquina necesitaba una reparación.

Si estás aunque sea solo remotamente interesado en este producto, al menos alquila uno y pruébalo. No tengo duda alguna de que te convencerá.

Saludos cordiales

 

Dra. (0steo) Lisa Vaughan